QUE FÁCIL ES JUZGAR A LOS DEMÁS...

Cuando es tan difícil dar explicaciones o que fácil es juzgar a los demás.

Hay conductas que son muy difíciles de defender, cuando ves a una persona actuando de forma no cívica, lo primero que uno piensa es que es un maleducado/a, que sus padres no han sabido darle una educación, que no han estado pendiente de el/ella…

Dar gritos, insultar, incomodar a gente a su alrededor; cuando son pequeños suelen ser rabietas en las que muchas veces vemos a padres desesperados, intentando hacerles entrar en razón.  Pero esos niños se hacen mayores y ya no son rabietas sino conductas disruptivas, no controlables cuyo causante sea un trastorno mental de causa múltiple.

 ¿tenemos los padres la obligación de   ir pidiendo perdón por sus actos, o peor oír a veces   los comentarios despectivos y sin fundamento de la gente, que son hirientes hacen mucho daño y no ayudan en nada a mejorar la situación?  ¿Alguien cree que hemos escogido esta situación?

Dentro del SAF una de las actitudes que mas se repiten es el escapismo de casa/escuela y conductas que podríamos considerar como delictivas ( agresiones verbales o físicas , hurtos…,)  y a día de   hoy,  aunque parezca mentira la única solución es encerrarlos en un centro privado o  con llave en casa, de esta manera no podrán escaparse ni “montar una escena”, ya que no existe ningún centro público o asumible económicamente por una familia media , donde poder estar durante el día, puesto  que no son candidatos para un centro de día como los que existen , donde no existe control para entrar y/o salir , y por lo tanto también pueden escaparse de ese lugar

¿Qué opción hay?  Si no tienen un soporte de ayuda las 24h, son carne de cañón para acabar siendo condenados por un delito totalmente involuntario y acabar en la cárcel, donde pagarán el delito con una pena, y saldrán de  allí sin nada bueno aprendido  y vuelta a estar como al principio, con el problema agravado por su estancia allí ,; solo se habrá criminalizado una discapacidad , nunca corregido una conducta delincuencial.  

Si bien es cierto que no todos actúan así, es una característica bastante común en muchos de  ellos.

Ya que no hay en ninguna administración del Estado ni de las Comunidades Autónomas, ningún proyecto para ayudarnos en   esto, deberemos ser los padres quien ideemos una estrategia para ayudar a nuestros hijos.

No podemos pensar en que otros lo harán, no en  que trabajen siempre los mismos , ya que nos cansamos, necesitamos que todos rememos en la misma dirección, que todos somos capaces de ayudar y aportar proyectos para el futuro de nuestros hijos, porque todos algún día llegaran a adultos y en menor o mayor medida necesitaran  tener una vida lo más  autónoma  posible, cada uno en la medida de sus capacidades , y sentirse   útiles e integrados en una  sociedad, que no los margina, si no que les da una oportunidad para seguir adelante.

Se que lo conseguiremos, necesitamos tiempo pero confío plenamente en el camino que hemos empezado, será largo y pedregoso  pero llegaremos a nuestra meta.