LA DISCAPACIDAD INVISIBLE

 

A veces hay días que nos cansamos en pedir perdón o tener que dar explicaciones porque nuestros hijos hacen una cosa u otra.

No existen discapacidades ni mejores ni peores… a veces nos sentimos al margen de la sociedad, ves a un niño o niña por la calle y puede ser que sea muy evidente que tenga una discapacidad física..o por el aspecto también puedes deducir que puede que tenga una discapacidad psíquica… pero que pasa cuando los niños o niñas no dan “pistas” sobre su patología, síndrome….. Llamadlo como queráis, pues que muchas veces tienes que aguantar las miradas inquisidoras y a la gente juzgando lo mal que educas a tu hijo…. No sabe estar en los sitios….y depende como tú te sientas en ese momento eres capaz de respirar y no hacerles caso…

Que pasa con la familia? Esto pasa porque lo tienes demasiado malcriado… lo tienes muy consentido…

Si hablo de Lucia no es mi caso… es de las que es evidente que tiene una discapacidad… y mi familia nunca me ha juzgado si no que me han ayudado en todo, pero conozco casos dentro de la asociación diagnosticados de SAF, que tiene que pasar por esta situación.

Lo peor es… cuando pides ayuda legal… y no te ayudan, porque son niños de aspecto “normal”, cuando un niño con SAF roba… no es un delincuente… es un enfermo, si quieren que las cárceles se llenen con ellos van por el buen camino… No sé cuál es la solución pero lo que está claro es que no solo necesitan ayuda médica , si no que necesitan mucho más. Si estos niños que llegan a adultos y no pueden trabajar, porque no son capaces de aguantar 8h seguidas de la jornada, hemos de buscar alternativas para que no estén en la calle.

Tenemos mucho camino por delante, es cuestión de ir paso a paso, pero no podemos pararnos hay mucho por hacer.

Os recuerdo que este fin de semana hay las II Jornadas sobre SAF donde intentaremos abordar estas cuestiones, si queréis información entrad en www.safgroup.org